Poder saciar el antojo de comer un ceviche o un lomo saltado antes de abordar un avión le ha valido al restaurante La Bonbonniere, en el aeropuerto internacional "Jorge Chávez" de Lima, ser nominado entre los siete mejores del mundo, comentó hoy a Efe su chef, Coque Ossio.

La Bonbonniere nació en el elegante distrito de San Isidro, en la capital peruana, hace 59 años, como una pastelería francesa, pero en la última década pasó a manos de la experta en banquetes, Marisa Giulfo, y el menor de sus hijos, Coque Ossio, quienes le agregaron la comida peruana e internacional a su carta.

El chef explicó que la carta de platos que tiene La Bonbonniere en el aeropuerto es más corta que la de sus otros cuatro locales en Lima, pero ofrece más platillos de comida criolla "porque justamente es una última oportunidad para que turistas o peruanos prueben comida peruana antes de salir".

Este local atiende a unos 12.000 comensales al mes, teniendo en cuenta que el aeropuerto internacional de Lima es actualmente centro de conexiones regionales para aerolíneas como LAN y TACA, entre otras.

Los platos preferidos de los viajeros son el ceviche, el clásico platillo costeño con pescado o mariscos cocidos con zumo de limón y cebolla; el lomo saltado que lleva carne picada en tiras salteada con cebolla y tomate, o el ají de gallina, un guiso con ají amarillo, queso parmesano y pechuga de gallina desmenuzada.

Ossio considera que la nominación hecha por el Moodie Report, donde su restaurante es el único latinoamericano, responde a la calidad gastronómica de La Bonbonniere "adaptada al entorno de aeropuerto", en términos de velocidad de atención y variedad.

Este local de tres años de instalado fue premiado el año pasado como el mejor restaurante del aeropuerto "Jorge Chávez" y la cadena que dirige Ossio también ganó el galardón del mejor café-restaurante de la guía peruana gourmet Summum.

La elección del mejor restaurante de lujo en aeropuertos del Moodie Report se realizará el próximo 21 de junio en la ciudad de Amsterdam, cita a la que Ossio acudirá acompañado de su gerente general, Alejandro Serra.

El ascenso de La Bonbonniere en los últimos años, acompañado del "boom" por la gastronomía peruana, ha hecho pensar a sus dueños en expandirse a otros aeropuertos o centros comerciales de la región, un plan que puede concretarse en un plazo de tres años.

"La etapa de la expansión comienza ahora y qué mejor que con una nominación como esta", dijo Serra a Efe, tras señalar que abrir un local en el extranjero puede significar una inversión de entre 250.000 y 500.000 dólares.

Serra indicó que entre los posibles destinos de La Bonbonniere están Santiago de Chile y Bogotá, donde ya han recibido invitaciones para abrir en algunos centros comerciales de esas ciudades suramericanas que también acogieron a otros restaurantes de comida peruana en los últimos años.