República Dominicana busca para 2015 el liderazgo en Centroamérica y el Caribe como país exportador de mango hacia Estados Unidos y Europa, tras conseguir enviar el año pasado 350 contenedores con la fruta al extranjero, informaron a Efe fuentes del sector.

La producción de mango ha crecido vertiginosamente en los últimos años y con ello el volumen de exportación, dijo a Efe el presidente del Clúster de Mango del país, Rafael Leger, durante una feria del producto que se celebra desde el jueves y hasta mañana en Baní (suroeste dominicano), bautizada como la "capital del mango".

La feria está dedicada en esta ocasión a Inglaterra, principal destino de las exportaciones dominicanas de esta fruta.

Entre 2003 y 2004 el país apenas exportaba de 49 a 50 contenedores de mango, pero el año pasado sobrepasó los 350 contenedores, que representan unas 7.000 toneladas de esa fruta.

"Años tras años nuestras exportaciones están subiendo", apuntó Leger y señaló que el objetivo es: "que sigamos sembrando y aumentando nuestras exportaciones".

La República Dominicana "alcanzará niveles de exportación mucho más altos porque se están sembrando nuevas áreas y hay nuevas demandas a nivel internacional", subrayó.

No obstante, aclaró, que "naturalmente" el país no puede compararse con países como México, Perú y Brasil, principales exportadores de mango en América Latina.

Pero "tenemos una ventana abierta de exportación (...) y tenemos oportunidad de colocarnos en el mercado", agregó.

La misión es, según Leger, convertir en tres años al país caribeño en el mayor productor de mangos étnicos, orgánicos y gourmet para el mercado de Estados Unidos y Europa.

Para ello, el Clúster del Mango se ha propuesto varios objetivos para aumentar el volumen de exportación de esa fruta hacia esos mercados a través del diseño de un plan de promoción que inicie en los centros turísticos nacionales y se extienda hasta la ciudad destino.

El plan también incluye mejorar la calidad de la fruta a través de la utilización de tecnología apropiada y del manejo profesional de la producción, empaque y transporte de los productos.

Además, este grupo promueve la Feria del Mango que se celebra en Baní desde hace ocho y en las que los productores tienen oportunidad de exhibir su mejor cosecha, pero también vender el producto o comprar equipos para mejorarlo.

En la nación caribeña hay alrededor de 4.000 hectáreas dedicadas al cultivo de una extensa lista de variedades de mango.

Los hay nativos como el banilejo, yamaguí, puntita, pechito y amarillo, e introducidos como el keitt, kent, palmer, haden y madame francés, los más demandados en el extranjero.

Sin embargo, Leger destacó la creciente demanda que están teniendo mangos criollos que no se conocían internacionalmente.

Las principales plantaciones dominicanas de mango se encuentran en la provincia Peravia, cuyo municipio principal es Baní, así como en las provincias La Altagracia, Hato Mayor y La Romana, en el este del país, y también en el noroeste.

En tanto, la mayor cantidad de plantas silvestres de esas frutas se encuentra en la zona noroeste, básicamente en las comunidades de Dajabón y Loma de Cabrera. Además, en Santiago (norte), Barahona (suroeste) y el Distrito Nacional, centro de la capital.

La cosecha en el país se realiza entre marzo y agosto dependiendo de la variedad.