El príncipe heredero de Arabia Saudí Nayef muere en un hospital estadounidense.