En un mundo ideal, nada sería mejor que pedir consejos de paternidad al padre perfecto del hijo perfecto. Pero en el mundo real, qué le parece recibir algunos consejos de un papá que ha lidiado con defectos personales, que ha visto a un hijo librar sus propias batallas y que aún así sigue dando las gracias por lo que tiene.

Les presentamos a Martin Sheen, actor de 71 años, activista de causas sociales, padre de Charlie Sheen y de Emilio, Ramón y Renee Estevez: todos producto de su matrimonio de cinco décadas con Janet Sheen.

El nombre que salta a la vista es Charlie, de 46 años, ex protagonista de la comedia televisiva "Two and a Half Men", últimamente protagonista de escándalos y berrinches contra su padre. Las aguas son más serenas en el caso del actor y director Emilio, de 50, cuyas colaboraciones con el padre incluyen el reciente libro de memorias "Along the Way" (Free Press y Audible.com).

Renee, actriz de 45, ha participado con su padre en varios filmes, en tanto Ramón, de 48, es actor y además directivo de la productora familiar Estevez Sheen.

Sheen reconoce alguna culpa por el alcoholismo de años atrás, sus ambiciones artísticas excluyentes y la manera cómo afectaron a sus hijos. Si pudiera repetir su vida, asegura que no tendría cuatro hijos sino ocho, problemas o no.

"Uno no va a tener la relación ideal", dijo Sheen. "Charlie podría hacer sido sacerdote, Emilio podría haber sido médico. Uno no tiene la posibilidad de elegir. Y no es reflejo de uno mismo. Ellos tuvieron poder de decisión".

En este Día del Padre, como en años anteriores, Sheen hará celebrar una misa en su parroquia católica por Charlie y Emilio, que son padres, y por su propio padre difunto.

En veta filosófico-poética, he aquí algunos consejos de Sheen sobre el arte de ser padre:

— "Evidentemente, ten conciencia de que tus acciones valen más y duran más que tus palabras. El niño absorbe por ósmosis lo que sienten y hacen los padres, mucho más de lo que dicen".

— "No hay mayor don que el tener una relación honesta con el niño. Lleva una vida honesta y sé libre".

— "Dales tiempo. En última instancua, tiempo es lo único que tenemos".

— Con respecto a hijos adultos, "tienes que apoyarlos, asegurarte de que sepan que los amas, que sigues presente en sus vidas y los apoyas".

— Recuerda el dicho irlandés: "Nunca dejamos atrás a nuestros padres y nadie nos obliga a ello". A lo cual agrega Sheen: "Para bien o para mal, estamos condenados a convivir con estos tipos".

— "Lo más importante es que el remordimiento es inútil, la fe es necesaria y el amor es todo".