Los Atléticos de Oakland dejaron en libertad al pelotero dominicano Manny Ramírez, quien deseaba regresar con esa novena a la actividad de las Grandes Ligas después de haber cumplido una segunda sanción por violar la política de sustancias prohibidas.

El dominicano, de 40 años de edad, quien habló con algunos medios sobre su liberación, había firmado un acuerdo de ligas menores en febrero pasado con los Atléticos, con quienes ganaría 500.000 dólares por una temporada en caso de llegar a las mayores.

Durante su estancia en Sacramento, la sucursal triple A de los Atléticos en la Liga Costa del Pacífico, bateó para promedio de .302 con 14 carreras impulsadas en 17 juegos.

El acuerdo con los Atléticos fue sorpresivo después de que había optado por la retirada para no cumplir una segunda sanción por violar el reglamento de sustancias prohibidas de las Grandes Ligas en abril del 2011 mientras pertenecía a los Rays de Tampa Bay.

Ramírez ya cumplió su sanción y pudo haber jugado desde el 30 de mayo, pero una lesión en el muslo izquierdo se lo impidió.

El dominicano tiene promedio de bateo de .312 con 555 vuelacercas y 1.831 carreras impulsadas en 19 temporadas.