Guatemala no apoyará una intervención militar en Siria, pero sí favorecerá sanciones diplomáticas y económicas, aseguró hoy el representante del país centroamericano ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Gert Rosenthal, puesto que ocupa como miembro no permanente.

En declaraciones que publica el diario local Prensa Libre en su edición electrónica, Rosenthal dijo que Guatemala rechaza la intervención militar porque "hay acciones de diplomacia preventiva que no requieren de esa medida".

La posición del país ante el Consejo de Seguridad, señaló, es apoyar acciones "como un embargo de armas para el Gobierno y la oposición", para poner fin al enfrentamiento que se ha cobrado la vida de más de 10.000 civiles.

"No nos gusta ver a un Gobierno arremetiendo contra su población civil y por mucho que ellos invoquen a terroristas y oposición armada el hecho es que están usando armas de calibre muy pesado contra su población civil inocente", señaló.

El diplomático dijo que Guatemala se ha sumado al grupo de países que en el Consejo de Seguridad exige el fin de la violencia, pero que el mismo "empiece por el Gobierno" porque aunque "es verdad que hay oposición armada el Gobierno debe poner el ejemplo y dejar de arremeter contra su población".