Grecia obró el milagro de clasificarse a los cuartos de final de la Europa tras una sensacional victoria el sábado 1-0 ante Rusia.

Al filo del descanso, Giorgos Karagounis marcó el tanto del triunfo de los campeones europeos en 2004.

Karagounis, quien empató el récord de la selección al disputar su partido número 120 con los colores nacionales, definió con un remate rasante en la última jugada del primer tiempo.

Los griegos hicieron lo que mejor saben hacer: defenderse.

Aún cuando Grecia se encerró atrás, Karagounis creó peligro. Injustamente, el árbitro sueco Jonas Eriksson le sacó una tarjeta amarilla por fingir una caída dentro del área, cuando por las imágenes de televisión se apreció que el zaguero ruso Sergei Ignashevich le había derribado. Karagounis se perderá el partido de cuartos de final.

Rusia, que arrancó el torneo goleando 4-1 a la República Checa, era amplia favorita para avanzar. Pero los dirigidos por el técnico holandés Dirk Advocaat pagaron caro su mala puntería.

Grecia terminó en el segundo lugar del Grupo A con cuatro puntos. Rusia también sumó la misma cantidad, pero el boleto fue para los griegos por el resultado directo.

La República Checa ganó la llave con seis puntos tras vencer 1-0 a la anfitriona Polonia, última en la zona y que se despidió con apenas dos unidades.

___

Alineaciones:

RUSIA: Vyacheslav Malafeev, Alexander Anyukov (Marat Izmailov, 81), Alexei Berezutski, Sergei Ignashevich, Yuri Zhirkov, Roman Shirokov, Igor Denisov, Denis Glushakov (Pavel Pogrebnyak, 72), Andrei Arshavin, Alexander Kerzhakov (Roman Pavlyuchenko, 46), Alan Dzagoyev.

GRECIAS: Michalis Sifakis, Giorgos Tzavelas, Sokratis Papastathopoulos, Kyriakos Papadopoulos, Vassilis Torosidis, Yiannis Maniatis, Costas Katsouranis, Georgios Samaras, Giorgos Karagounis (Grigoris Makos, 67), Dimitriys Salpigidis (Sotiris Ninis, 83), Fanis Gekas (Jose Holebas, 64).