DONETSK, Ucrania — Después de aguardar seis años para ganar un partido en un torneo importante con su triunfo de 2-0 sobre Ucrania en la Eurocopa, los jugadores franceses están entusiasmados antes de enfrentar a Suecia en su último compromiso de la etapa de grupos.

Pero el técnico Laurent Blanc no mira más allá y ha eludido comentar sobre la ventaja de ganar el grupo D para evitar un posible encuentro con el campeón mundial y europeo España en cuartos de final.

"Me tomé una cerveza fría después del partido", afirmó Blanc el sábado. "No perdamos de vista las cosas. Hemos alcanzado nuestro objetivo que era ganar un partido en una competencia grande, pero ahora se torna más difícil".

Francia solamente necesita un empate frente a Suecia el martes para avanzar a cuartos de final. Blanc no toma a su rival a la ligera, aunque los suecos ya están eliminados de la Euro al perder sus dos partidos.

"Tomamos muy en serio nuestro preparativo con el mayor respeto por ellos", agregó. "Nunca es fácil contra los suecos, ellos juegan muy fuerte. Nos prepararíamos igual si Suecia hubiese ganado o empatado. De todos modos jugaremos a ganar".

El triunfo de Francia el viernes fue el primero en un torneo desde la semifinal de la Copa Mundial 2006 contra Portugal.

El juego desplegado por Francia, en especial durante un tramo soberbio en el segundo tiempo en que anotó sus dos goles en pocos minutos, confirmó que el equipo de Blanc es un rival de consideración.

"No sé si ha sido nuestro mejor partido, pero no por nada estamos invictos en 23 partidos", dijo el técnico. "Esto nos da mucha confianza".

Francia e Inglaterra tienen 4 puntos en el grupo, pero Francia es ligero favorito para ganarlo debido a que tiene mejor diferencia de goles.

Si España gana el grupo C, enfrentaría al segundo del grupo D.