El árbitro alemán Wolfgang Stark volverá a dirigir en la Eurocopa, según determinó la UEFA al asignarle el encuentro entre España y Croacia el lunes.

Stark fue elogiado por su actuación en el tenso encuentro entre Polonia y Rusia que terminó 1-1.

Algunos comentaristas italianos sugirieron que España y Croacia se favorecerían con un empate 2-2 en Gdansk que les permitiría a ambos avanzar a cuartos de final y eliminar a Italia.

La UEFA también escogió a Cuneyt Cakir, de Turquía, para arbitrar el partido de Italia con Irlanda en Poznán el lunes.

Viktor Kassai de Hungría dirigirá Inglaterra vs. Ucrania en Donetsk el martes y Pedro Proenca de Portugal arbitrará Francia vs. Suecia en Kiev.