La directora ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Ertharin Cousin, anunció que ese organismo disminuirá su cooperación a Nicaragua en la medida en la que el país se aproxime a la renta media, informó hoy una fuente oficial.

"En la medida que Nicaragua se hace un país de ingresos medios y le va un poco mejor", los cooperantes "revisarán la lista" de naciones con más necesidades y esas serán priorizadas, declaró Cousin tras sostener anoche un encuentro con el presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

Cousin concluyó este sábado una visita de cuatro días a Nicaragua, donde recorrió varias localidades en el norte del país en las que el PMA financió proyectos de producción de alimentos.

La directora del PMA viaja este sábado a Brasil para participar en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, conocida como Río+20.

El gobernante nicaragüense, por su parte, anunció la creación, en los próximos meses, del Ministerio de la Seguridad Alimentaria, Rural y Urbana, que apoyará "la actividad productiva familiar, a la pequeña industria y a la agricultura a pequeña escala" para combatir la pobreza y extrema pobreza.

Cousin y Ortega coincidieron en que Nicaragua y el PMA deben mantener sus vínculos de cooperación y lograr que la población de este país centroamericano sea capaz de producir sus propios alimentos y sea independiente.

La directora del PMA había explicado, tras una reunión con el canciller nicaragüense, Samuel Santos, que el organismo mundial espera, con el tiempo, enfocar su cooperación "cada vez más y se limiten a un rol de asistencia técnica" y luego a un trabajo de asesoría.

En esa cita de trabajo con Santos, Cousin comparó a Nicaragua con una fruta en proceso de maduración y señaló que la cooperación del organismo llegará "hasta que esa fruta se pueda cortar y se pueda entregar al pueblo".

En el encuentro con Ortega, Cousin explicó que en el mundo el PMA garantiza alimentos a 100 millones de personas en más de 70 países y que cada año debe priorizar a los países con más necesidades, porque en la medida que Nicaragua cambia "los donantes también cambian".

En Nicaragua, el 19 por ciento de la población, equivalente a casi 1,08 millones de habitantes, padecen desnutrición, uno de los niveles más altos de América Latina, según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por su sigla en inglés).

Ese organismo ha destacado, sin embargo, que la desnutrición se ha reducido en Nicaragua en los últimos años, al pasar de un 52 por ciento, en 1989, a un 19 por ciento en 2010.

Ortega calificó como "una buena noticia" que este país centroamericano se encamine hacia la renta media, pero pidió al PMA y a la FAO continuar su ayuda a Nicaragua.