El presidente del Parlamento Centroamericano (Parlacen), el dominicano Manolo Pichardo, pidió el respaldo de Nicaragua para crear una Sala Penal en la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), informó hoy una fuente oficial.

Pichardo hizo la propuesta al presidente de la Asamblea Nacional de Nicaragua, el oficialista René Núñez, en un encuentro celebrado el viernes, informó hoy el Parlacen en un comunicado divulgado en Managua.

Según Pichardo, la Sala Penal que se crearía en la Corte Centroamericana de Justicia se haría "cargo de los procesos penales en contra del narcotráfico, crimen organizado, tráfico de armas y tráfico de personas".

Centroamérica es utilizada como corredor para el tráfico de la droga producida en Suramérica hacia México y Estados Unidos, y en los últimos años su territorio también ha sido utilizado por los narcotraficantes como "almacén" de sustancias ilegales.

Según Estados Unidos, por Centroamérica transita hasta un 90 por ciento de las aproximadamente 700 toneladas de cocaína que ingresan en ese país procedentes de Colombia.

Un grupo de diputados del Parlacen se encuentra en Managua para promover un carácter vinculante para ese foro político y que la Corte Centroamericana de Justicia cuente con una Sala Penal.

Para ello han propuesto a Nicaragua reformar el Tratado Constitutivo del Parlacen y también el protocolo de Tegucigalpa, para que República Dominicana sea miembro pleno del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica), explicó Pichardo.

El próximo 29 de junio el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, recibirá la Presidencia pro témpore semestral del Sica de manos de su colega hondureño, Porfirio Lobo, en una cumbre regional que se celebrará en Tegucigalpa (Honduras).

El Parlacen, constituido en 1991, está integrado por 20 diputados de cada Estado miembro; los expresidentes y exvicepresidentes de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá y 22 parlamentarios designados por República Dominicana, mientras Costa Rica no ha ratificado su adhesión a ese organismo.

Por su parte, la Corte Centroamericana también fue creada en 1991 y cuenta con seis magistrados provenientes de El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Guatemala está por nombrar a sus representantes, mientras que Costa Rica y Panamá no la reconocen.