El hijo del exfutbolista Alcides Ghiggia, artífice de la victoria de Uruguay sobre Brasil en la final de Mundial de 1950, conocida como el 'Maracanazo', arengó hoy a su padre a marcar "el gol más importante" de su vida superando el coma en el que se encuentra tras sufrir un accidente de tránsito.

"Cada vez que lo veo, le hablo, lo arengo porque tiene que salir adelante. Hizo el gol del 'Maracanazo' y tiene que hacer ahora otro gol más importante", afirmó Arcadio Ghiggia en declaraciones a Efe desde el hospital de Montevideo en el que está ingresado su padre desde el pasado miércoles.

Tomando mate caliente y fumando cigarrillos para contrarrestar las bajas temperaturas del invierno austral uruguayo, Arcadio hace guardia desde ese día en la Médica Uruguaya, donde los responsables de la unidad de cuidados intensivos facilitaron hoy dos partes médicos sobre el estado de salud del exfutbolista.

Ghiggia, señalan los informes, a los que tuvo acceso Efe, sufre un "politraumatismo grave", con lesiones en la pierna derecha "con múltiples fracturas", en la pelvis, en el cráneo aunque sin lesiones internas y en el tórax donde es necesario realizarle drenajes.

Según su hijo, el exjugador "tiene un bronquio obstruido" que en las últimas horas le produjo una "descompensación", por lo que los médicos "le hicieron un pequeño estudio" para ver la forma de que "la transmisión del aire sea mejor".

Los partes médicos, que no hacen mención a ese detalle, agregan que "la situación del paciente es grave con inestabilidad respiratoria y hemodinámica".

"En suma es un paciente crítico, grave con riesgo vital y mayor inestabilidad en las últimas horas", concluyen.

El accidente de tráfico en el que se vio involucrado el exfutbolista tuvo lugar hace tres días en la ruta nacional número 5, en la proximidades de Las Piedras, la ciudad donde vive y que se encuentra en el departamento de Canelones, vecino de Montevideo.

El vehículo que conducía colisionó con un camión que aparentemente cruzó la ruta sin respetar una señal de pare porque su conductor estaba mirando otro accidente ocurrido en la misma zona.

En el automóvil viajaban, además, la esposa de Ghiggia, que sufrió algunos golpes, y una hermana de ésta que tiene fractura en una pierna.

Según Arcadio, el exfutbolista es "muy buen conductor" y "a pesar de su edad tiene muchos reflejos". Las condiciones reinantes en el momento del siniestro, con el "pavimento resbaladizo" porque el miércoles fue un día "muy lluvioso", tampoco ayudaron, confiesa.

"Era una persona sana, bien chequeada (con controles de salud periódicos), fuerte. Es una injusticia", se lamenta.

Arcadio, biólogo, técnico en informática y entrenador de fútbol, vio a su padre consciente por última vez antes del accidente el pasado domingo en el Estadio Centenario, cuando ambos fueron al partido Uruguay-Perú de las eliminatorias del Mundial de Brasil 2014.

Ghiggia fue el autor del gol de la victoria por 1-2 de Uruguay sobre Brasil en la final de la Copa del Mundo de 1950, partido que se conoce como 'el Maracanazo', por haberse disputado en el estadio Maracaná de Río de Janeiro y porque la victoria de la Celeste fue contra todo pronóstico.