El ministro peruano del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, anunció hoy que se reunirá el próximo jueves con el alcalde de Espinar, Oscar Mollohuanca, para establecer una mesa de diálogo que ponga fin a sus reclamos contra la minera suiza Xstrata.

Pulgar Vidal dijo a Radio Programas del Perú que van a "cerrar una puerta que nadie quiso abrir, que nunca se debió abrir, de tensión y de violencia", en referencia a las violentas protestas realizadas en Espinar en mayo pasado que causaron la muerte de dos manifestantes y la declaración del estado de excepción.

"Vamos a avanzar en un clima de paz, hacia obtener lo mejor para la población de Espinar, espero que tengamos una buena reunión", agregó el ministro.

En tanto que Mollohuanca, que estuvo encarcelado varios días tras la muerte de los dos manifestantes en un enfrentamiento con la policía, dijo a los medios locales que esperaba "un diálogo fructífero" en esa cita para atender sus demandas de solución a la aparente contaminación medioambiental en su localidad.

El alcalde desechó la condición de que el Gobierno levante el estado de excepción en Espinar para sentarse a dialogar con la comisión liderada por Pulgar Vidal.

El Gobierno del presidente peruano, Ollanta Humala, afronta actualmente 245 conflictos sociales, la mayoría de los cuales están movidos por reclamos debido a la contaminación ambiental producida aparentemente por empresas del sector minero y energético.

Precisamente, dos de los conflictos más graves que atraviesa el Gobierno actualmente son las protestas contra el proyecto aurífero Conga, en la región Cajamarca, que lleva 17 días en paro, y las que encabeza la provincia de Espinar, en la región Cuzco, contra la minera suiza Xstrata, que extrae cobre.