El Gobierno de Ecuador rechazó hoy las supuestas amenazas del Comité Olímpico de su país (COE) de diluir la participación de deportistas nacionales en las próximas olimpiadas de Londres, por oponerse a una intervención en las federaciones por deporte acusadas de irregularidades.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, en su habitual informe de los sábados, afirmó que además se ha incumplido con un acuerdo alcanzado el pasado 20 de mayo por ambas partes, con mediación del Comité Olímpico Internacional (COI).

La disputa surgió a raíz de que el Ministerio del Deporte de Ecuador destituyera a las directivas de 40 federaciones ecuatorianas de distintos deportes porque, en su opinión, no acataron una ley de 2010 y no realizaron elecciones internas.

El ministro del Deporte, José Cevallos, designó a interventores para dirigirlas, pese a la oposición del COE que llevó el caso hasta el organismo olímpico internacional.

"Lamentablemente, pese a que se llegó a un acuerdo con el COE", ahora "se está incumpliendo" y "se está volviendo al conflicto", remarcó Correa en su intervención.

Señaló que, "básicamente, estaban intervenidas las federaciones, muchas con información de graves irregularidades, hasta que se haga la elección del nuevo COE y se quiere irrespetar ese acuerdo".

Rechazó también el supuesto "chantaje" y dijo que si los atletas ecuatorianos no participan en Londres por este conflicto, "sería una tragedia", aunque remarcó que el Ministerio continuará con su acción.

El ministro Cevallos "está actuando en estricto apego a la ley y haciendo lo correcto y respetando el acuerdo al que se llegó", señaló Correa, tras insistir en que "nos están amenazando" con el argumento que "nuestros atletas no participarán en las olimpiadas".

Esa posibilidad causaría "un grave daño, no al Gobierno, sino al país, pero no nos van a amedrentar, haremos lo que tenemos que hacer y si esa terrible situación sucede, sepa el pueblo ecuatoriano quiénes son los culpables", añadió el mandatario.

De su lado, el presidente del Comité Olímpico de España y delegado del COI para mediar en el conflicto, Alejandro Blanco, dijo el jueves pasado en Guayaquil que para él "es fácil llegar al acuerdo, no es difícil salvar el último escalón, habrá que salvarlo lo antes posible por el bien de todos y espero que sea máximo la próxima semana".

Blanco reconoció que la voluntad del olimpismo ecuatoriano, comandado por Danilo Carrera, y de las federaciones por deportes "está en defender las leyes y al movimiento olímpico".

"El problema está como está, pero espero que se aplique el sentido común de todos y confío en que la decisión que se debe tomar sea en salvaguarda de los intereses de los deportistas ecuatorianos", añadió Blanco.

Según el directivo español, "la solución deberá llegar lo antes posible, pues se deberá pasar un informe al COI para que el Comité Ejecutivo resuelva".

Ecuador cuenta con 46 federaciones por deportes, de las cuales 40 están intervenidas por el Ministerio del Deporte.