Estados Unidos considera la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río+20 una "prioridad" pese a que el presidente Barack Obama no vaya a trasladarse a Brasil para la cita, según el enviado especial para el cambio climático del país, Todd Stern.

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, será la encargada de liderar la delegación estadounidense en la cumbre de la ONU que se celebrará los días 20, 21 y 22 de junio en Río de Janeiro, y que contará con otras ausencias marcadas, como las del primer ministro británico, David Cameron, y la canciller alemana, Ángela Merkel.

"No tengo ningún comentario especial respecto al presidente Obama", dijo Stern en una conferencia telefónica con periodistas, según informó hoy el Departamento de Estado.

"La secretaria de Estado viajará (a Brasil) en un muy alto nivel. Hay muchos países que estarán representados a nivel de jefes de Estado y otros muchos que están representados a un nivel de altos funcionarios comparable con la secretaria de Estado", añadió el enviado especial de EE.UU., que estará también en la conferencia.

Stern aseguró que tanto Obama como Clinton han convertido el desarrollo en un "asunto principal", en "uno de los tres pilares de la política exterior y de seguridad nacional, junto a la defensa y la diplomacia", y recordó que Estados Unidos es el primer donante de ayuda al desarrollo en el mundo.

"Creo que vemos (la cumbre de) Río como un intento de catalizar una atención renovada y de alto nivel en el desarrollo sostenible por parte de todos los países del mundo, así como de empresarios, investigadores y sociedad civil, con el fin de espolear acciones concretas en el futuro", explicó.

El desarrollo sostenible es "el único tipo de desarrollo" posible en el siglo XXI, debida la "inevitable presión sobre los recursos de todo tipo en el mundo", consideró el funcionario.

Stern predijo que el texto final de la conferencia será "bastante largo", porque aún hay "discusiones muy vivas sobre temas institucionales, como si se debe hacer algo para fortalecer el Pnuma (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente)".

Los países europeos quieren convertir en una agencia especializada al Pnuma, una propuesta que choca con la oposición de las naciones en desarrollo. Estados Unidos no se ha pronunciado por el momento al respecto.

Río+20 se celebra 20 años después de la Cumbre de la Tierra en la misma ciudad, en la que se firmaron tres convenciones internacionales sobre cambio climático y biodiversidad y la Agenda 21, que sentó las bases del desarrollo sostenible.