Los franceses acudieron el domingo a votar en unos comicios legislativos que determinarán cuán lejos puede ir el presidente socialista Francois Hollande con su agenda para aplicar estímulos económicos en Francia y tratar los problemas de la deuda en Europa.

La izquierda es el centro de la atención y se espera que tome el control de la Asamblea Nacional de 577 escaños en esta segunda vuelta electoral.

Los socialistas de Hollande dominaron la primera ronda de la semana pasada y los encuestas de opinión pronosticaban que conseguirán una mayoría de los escaños en la cámara baja. Eso le arrebataría el control a los conservadores del ex presidente Nicolas Sarkozy, que lo han tenido por un decenio.

La campaña se centró en asuntos locales, pero las elecciones determinarán el rumbo político del país, que tiene importancia para toda Europa. Francia es la segunda mayor economía de la eurozona y junto con Alemania, que es la primera, contribuye considerablemente a los rescates de naciones más débiles y orienta a menudo las políticas en la Unión Europea.

La participación de los votantes era de 21,4% al mediodía, una cifra parecida a los comicios legislativos de 2002 y 2007. Algunos electores decidieron no sufragar debido a que muchos pronosticaron una victoria socialista.

La decisiva segunda vuelta tiene lugar después de un nuevo y apresurado rescate para bancos españoles y en el mismo día de unos cruciales comicios en Grecia. Las elecciones griegas pudieran decidir si el país se queda en la zona del euro, en una medida con repercusiones para los otros 16 países que usan esa moneda.

El gobierno de Hollande ha ofrecido reducir el déficit presupuestal que tiene Francia, pero a los mercados les preocupa la posibilidad de más gastos cuando la deuda francesa es muy alta.

La votación comenzó a las 8 a.m. locales (0600GMT) en la zona continental de Francia y las últimas urnas cierran en ciudades grandes a las 8 p.m. (1800GMT). Las primeras proyecciones de firmas encuestadoras se esperan poco después del cierre y los resultados oficiales para las altas horas de la noche del domingo.