Lukas Podolski jugará su partido número 100 para la selección de Alemania contra Dinamarca el domingo en la Eurocopa. Pero su mira está un poco más allá, en igualar la marca de 103 partidos internacionales en poder de Franz Beckenbauer.

Para lograrlo aquí, Alemania tendría que llegar a la final.

"El objetivo este verano no son los 100, sino los 103, y soy optimista", comentó Podolski el sábado.

Alemania solo necesita empatar el domingo con Dinamarca en Lviv (Lvov), Ucrania, para ganar el Grupo B y asegurar quedarse en Gdansk, su base, para cuartos de final.

Los alemanes se han mostrado probablemente como el equipo más sólido de la Euro hasta ahora, pero no olvidan la derrota ante sus vecinos del norte en la final de la Euro 92.

Dinamarca ya dado una sorpresa en este certamen con su triunfo ante Holanda por 1-0 en su debut. Pero después perdió con Portugal 3-2 y necesita conseguir algo frente a Alemania para avanzar.

Por su parte los germanos vencieron a Portugal 1-0 y a Holanda 2-1.

"Uno pensaría que con dos victorias avanza, pero no es así", advirtió Podolski.

Alemania no gana un gran torneo desde que ganó su tercera Eurocopa en 1996. Su actual generación talentosa está ansiosa por conseguir un título importante después de haber quedado tercero en los dos últimos mundiales y perder la final de la Euro 2008 frente a España.

"Lo único que nos falta para coronar nuestros progresos en los últimos años es un título y queremos demostrar aquí que podemos ganarlos", dijo el futbolista alemán que pasará al Arsenal.

Podolski nació en Polonia y le gustaría ver que su país natal también avanzara a cuartos de final, donde podría enfrentar a Alemania. "Eso sería lamentablemente el final del camino para Polonia", dijo Podolski, que anotó dos goles contra Polonia en la Euro del 2008.

Podolski cumplió 27 años el día que Alemania llegó a Gdansk el 4 de junio. Debutó para Alemania en 2004 y lleva 43 goles en 99 partidos.

Aunque el delantero estará el domingo, Alemania no podrá contar con el zaguero suspendido Jerome Boateng.

Por otra parte los dinamarqueses Dennis Rommedahl, alero, y Niki Zimling, volante central, se lesionaron frente a Portugal. El primero no estará y el segundo está dudoso.

Rommedahl probablemente sería reemplazado por Tobias Mikkelsen y Zimling por Jakob Poulsen.

"Los alemanes tienen, al igual que nosotros, un equipo realmente sólido", dijo el delantero dinamarqués Nicklas Bendtner. "Trabajan en conjunto y tienen un par de jugadores que pueden decidir partidos".

Pero Bendtner advirtió que "nosotros no bajamos los brazos y, si todos dan lo mejor de sí, podemos ganar".