El alcalde de Bogotá Gustavo Petro, quien detenta el segundo cargo político de elección popular más importante de Colombia luego del de presidente, fue operado exitosamente de un hematoma en la cabeza y se recupera, de acuerdo con un parte médico emitido el sábado.

Debido a una cefalea aguda Petro, un economista y ex guerrillero de 52 años, fue internado la noche del viernes en la clínica Fundación Santa Fe, al norte de Bogotá.

Tras su ingreso a la clínica y "luego de valoraciones y exámenes médicos de rigor, el señor alcalde fue intervenido quirúrgicamente para el drenaje de un hematoma subdural", dijo Adolfo Llinás, director médico de la Fundación al leer un comunicado de tres párrafos ante los periodistas en el centro hospitalario.

"La intervención fue exitosa y el alcalde se encuentra en recuperación bajo estricta observación médica. El señor alcalde está con plenas funciones cognitivas", añadió Llinás, que declinó responder preguntas.

Guillermo Asprilla, secretario de gobierno de Bogotá, indicó más tarde a los reporteros que había recibido de los médicos un parte de tranquilidad sobre el estado de salud del burgomaestre, que fue operado a la 1 de la madrugada del sábado en una intervención que se extendió por dos horas.

Ni el doctor Llinás ni Asprilla explicaron el origen del hematoma subdural que funcionarios de la Secretaría de Salud describieron como una pequeña acumulación de sangre en membranas que recubren el cerebro.

El doctor Sergio Isaza, presidente de la Federación Médica Colombiana, dijo que aunque desconocía los detalles del caso del alcalde, en términos generales el hematoma subdural es la ruptura de un vaso sanguíneo con el consiguiente derramamiento de sangre y se llama subdural porque se ubica en la parte interior de la duramadre o la primera de las tres capas que recubren el cerebro.

Tales hematomas subdurales pueden ser por varias causas como un trauma o golpe o espontáneos, dijo Isaza en diálogo telefónico con la AP. Agregó que tras operarse la recuperación es plena y descartó que situaciones de estrés puedan determinar una hemorragia cerebral.

El alcalde de Bogotá ha tenido semanas de ajetreo político ante la renuncia de algunos de sus más cercanos colaboradores y crecientes críticas en la prensa por su estilo personalista y dominante de administrar la ciudad más grande del país.

Petro se encuentra con su esposa Verónica y no se ha dicho aún cuándo podría ser dado de alta, indicó Asprilla.

Varios de los secretarios de la alcaldía que acudieron a la clínica dijeron a los periodistas que habían hablado brevemente por teléfono con Petro, pero que no lo habían visto.

Asprilla, que está como alcalde encargado, confirmó que debido al estado de Petro éste canceló su asistencia a la reunión cumbre de Rio + 20 que se realizará en Rio de Janeiro la próxima semana.

El presidente Juan Manuel Santos, en su tradicional reunión de gabinete de los sábados y que se realiza cada vez en una localidad distinta del país, dijo que el informe que había recibido sobre Petro indicaba que estaba recuperándose y que estaba consciente.

A la vez Santos dijo que el viernes el vicepresidente Angelino Garzón fue sometido a una "pequeña" operación "pero ya afortunadamente está en vías de recuperación".

No se dieron detalles del tipo de intervención a la que fue sometido el vicepresidente, un ex sindicalista de 65 años que el 14 de junio fue internado en una clínica al norte de Bogotá para practicarse pruebas médicas de rutina, según informó entonces la vicepresidencia.

En agosto de 2010 Garzón sufrió una angina de pecho, y poco después fue operado para colocarle cinco puentes coronarios. Desde entonces ha mantenido su agenda normal de actividades.