Al menos ocho personas murieron hoy y más de veinte resultaron heridas por la explosión de un coche bomba en el barrio de Al Shula, en el noroeste de Bagdad, que tenía como objetivo un grupo de peregrinos chiíes, según fuentes policiales.

Las fuentes señalaron a Efe que los peregrinos se dirigían al mausoleo del imán Musa al Kazem en el barrio de Al Kazamiya, en el norte de la ciudad.