Las acciones registraron su tercera ganancia importante de la semana y cerraron el viernes en su posición más alta del último mes debido a la expectativa de que los bancos centrales de países en todo el mundo intervendrán para limitar el daño ocasionado por la crisis de deuda en Europa.

El promedio industrial Dow Jones subió 115,26 puntos para ubicarse en 12.767,17, su cierre más alto desde el 11 de mayo. El índice Standard & Poor's 500 ganó 13,74 unidades para quedar en 1.342,84, también su cierre más alto desde el 11 de mayo. El índice compuesto Nasdaq cerró 36,47 puntos arriba, en 2.872,80.

En la semana, el Dow ganó 0,9%, el S&P 1% y el Nasdaq 1,3%. En este mismo periodo se registraron cuatro movimientos de 100 puntos para el Dow, la primera ocasión que eso pasa desde abril.

Por el momento, los inversionistas esperan una elección crucial en Grecia que ayudará a determinar si el país dejará de usar el euro como moneda. Una salida ocasionaría una desestabilización de los mercados financieros.

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, dijo que su institución está preparada para apoyar al sistema bancario europeo al continuar los préstamos para los bancos. Asimismo, al parecer deja abierta la posibilidad de una reducción en la tasa de interés.

Draghi dijo en Francfort que el BCE tuvo un "papel crucial" al extender el crédito de los bancos en tiempos de inestabilidad, cuando los grupos financieros no pueden siempre prestar dinero a los mercados financieros.

El jueves, Reuters reportó que el BCE, la Reserva Federal de Estados Unidos, el Banco de Inglaterra y otras autoridades financieras globales estaban listas para actuar a fin de limitar los efectos de una posible caída de Grecia.

Los inversionistas también están más confiados respecto de la elección en sí misma, dijo Peter Tuz, un corredor en Chase Investment Counsel, el cual administra fondos comunes de inversión.

"Hay un creciente optimismo", dijo. "La apuesta es que el sector de la población que quiere quedarse en el euro sea mayor que el resto de la población".

En los mercados europeos, el índice británico FTSE 100 avanzó 0,2%, a 5.478,81, mientras que el alemán DAX ganó 1,5% para colocarse en 6.229,41. El CAC-40 francés subió 1,8% para cerrar en 3.087,62.

En Asia, el Nikkei 225 japonés cerró sin cambios en 8.569,32, pero el Hang Seng de Hong Kong ganó 2,3%. Los índices de referencia en Singapur, Taiwán, China continental e India cerraron al alza. El Kospi surcoreano cayó 0,7%.

El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años cayó a 1,60%, respecto del 1,64% registrado el jueves. Los corredores han transferido su dinero al mercado de bonos del Tesoro, considerado más seguro, previo a las elecciones griegas. Esa elevada demanda ha mantenido los rendimientos cerca de los puntos más bajos de la historia.

El petróleo de referencia para entrega en julio cayó 25 centavos a 83,66 dólares por barril en el comercio electrónico en la Bolsa Mercantil de Nueva York. El contrato subió 1,29 centavos para finalizar en 83,91 dólares por barril en la Nymex el jueves.

En el mercado cambiario, el euro subió a 1,2628 dólares, respecto de los 1,2600 dólares del jueves en la noche, en Nueva York. El dólar perdió frente al yen al caer a 78,68 yenes, respecto de su cotización previa de 79,27 yenes.