MEXICO — Las primeras lluvias del Huracán "Carlotta" obligaron el viernes a la evacuación de medio centenar de familias en la costa del estado sureño de Oaxaca, donde varias carreteras sufrieron daños.

Carlotta entró a tierra el viernes en la costa meridional mexicana como huracán de Categoría 1, azotando hoteles en Puerto Escondido, un balneario popular entre turistas, algunos de los cuales reportaron apagones y destrozos leves.

Funcionarios de Protección Civil dijeron que se habían derrumbado cientos de árboles por los fuertes vientos que trae la tormenta.

Ernesto López, ingeniero de 25 años residente en Oaxaca, la capital del estado, dijo que visitaba Puerto Escondido para una fiesta de graduación. Relató que los vientos golpeaban fuertemente la costa.

"Estoy en un hotel, enfrente de la playa", dijo. "El aire está increíble y los árboles se ladean y ahorita se acaba de romper un cristal, del viento que está tan fuerte".

"Hay unas señoras que están asustadas. Tienen miedo... desde las 8 de la noche (0100 GMT del sábado) se fue la luz y no ha regresado".

Las familias evacuadas residen en áreas de los balnearios de Huatulco y Pochutla, donde se registró una elevación de hasta cuatro metros en el nivel de las olas.

La carretera federal que se dirige a esos destino turísticos sufrió aludes de lodo, además de árboles caídos, lo que obstruye el paso de los automóviles.

El gobierno de Oaxaca suspendió clases 2.453 escuelas en la región, lo que afecta a más de 250.000 estudiantes.

También estaba lloviendo en Acapulco, en el vecino estado de Guerrero, pero las autoridades levantaron el alerta de huracán para el famoso balneario el viernes por la noche y la rebajaron a alerta de tormenta tropical.

"No nos preocupa la lluvia, nos vamos a divertir a un club", dijo Alejandra Flores, que visita con una amiga de Guadalajara.

Carlotta había llegado a categoría 2 el viernes y los meteorólogos pronosticaban que iba a desplazarse al norte, paralelo a la costa, y ganar fuerza. Pero en lugar de ello se desvió a tierra y se debilitó. Ahora los meteorólogos esperan que Carlotta se convierta en tormenta tropical el sábado y en depresión tropical para el domingo.

Ines Vos, una alemana que ha vivido en la costa de México durante 22 años y ahora dirige el hotel Inés, dijo que preparó el generador del hotel y reunió gasolina y agua embotellada para recibir la tormenta.

"En la mañana, mucha gente se fue, no se quisieron quedar porque nadie sabe cómo quedarán" luego de que Carlotta azote al pueblo, dijo Vos, que sobrevivió al huracán Pauline en 1997. Pauline llegó a tierra en Puerto Escondido con vientos de 175 kilómetros (109 millas) por hora, y dejó al menos 230 personas muertas en toda la costa del Pacífico.

Para el final de la noche del viernes, los vientos de Carlotta habían perdido velocidad, a 150 kilómetros por hora (90 mph), de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes en Miami. Su vórtice se hallaba unos 15 kilómetros (10 milas) al noroeste de Puerto Escondido, y se desplazaba con rumbo noroeste a 17 kph.