River Plate tendrá mañana frente a Patronato de Paraná su primera posibilidad para poner punto final a su paso por la segunda división del fútbol argentino y regresar a la elite tras un año de ausencia.

El equipo 'millonario', único líder del torneo de ascenso en el fútbol argentino, visitará a Patronato en el estadio de Colón de Santa Fe con el objetivo de sellar su ascenso una jornada antes del final del torneo.

Para cumplir con este objetivo, River Plate (70 puntos) deberá ganarle a Patronato y esperar un empate o una derrota previa del Instituto (67) ante el Deportivo Merlo.

En el juego de resultados un triunfo del once 'millonario' y una derrota el domingo de Rosario Central (69) frente al Chacarita también garantizaría el ascenso del River Plate.

Las dos primeras plazas del torneo de la B Nacional, nombre que recibe el campeonato de ascenso en la Argentina, ascienden directamente a la primera división, mientras el tercero y cuarto disputan una serie de promoción.

El debate reinante alrededor del potencial regreso del River Plate a la elite del fútbol argentino es si los simpatizantes, dirigentes, cuerpo técnico y jugadores deben festejar el título.

Al respecto Reinaldo Merlo, reconocido ídolo del club, expresó en diálogo con el sitio deportivo 'Canchallena': "El ascenso se festeja, por supuesto. Costó mucho".

Otro de los referentes de la institución, Norberto Alonso, en sentido contrario le dijo al mismo sitio deportivo del diario 'La Nación': "Yo festejo los campeonatos de verdad, los de la A. El del Nacional B... es lo mismo que festejar un campeonato de inferiores".

Luego de aquel fatídico 26 de julio que marcó el primer y único descenso en 102 años de historia, River Plate tendrá este sábado la posibilidad de volver a la elite del fútbol argentino.