La canciller federal alemana Angela Merkel subrayó su determinación a rechazar presiones para adoptar soluciones fáciles en la Cumbre del Grupo de los 20, diciendo que Europa debe lidiar con sus problemas "en las raíces" rebajando la deuda e incrementando la competitividad económica.

Merkel dijo el viernes que estimular el crecimiento por medio de más gastos gubernamentales "aumentará los problemas en lugar de reducirlos".

Hablando en una conferencia de un grupo que representa a compañías propiedad de familias, reconoció que Alemania — la mayor economía de Europa — será el foco de atención en la cumbre de líderes mundiales la semana próxima en México .

Merkel dijo: "Alemania no va a ser convencida por todas las soluciones rápidas", tales como eurobonos — favorecida por el presidente francés Francois Hollande. Insistió en que "solamente resuelves una crisis de confianza cuando atacas los problemas en su raíz".