La candidatura "Río de Janeiro: los Paisajes Cariocas, entre la Montaña y el Mar de Brasil" es la única latinoamericana que aspira a ser Patrimonio Mundial en la reunión 2012 del Comité ad hoc de la Unesco, que también decidirá si dos bienes culturales panameños pasan a ser Patrimonio en Peligro.

Estos son Las Fortificaciones de la Costa Caribeña: Portobelo-San Lorenzo y El Sitio Arqueológico de Panamá Viejo y Distrito Histórico de Panamá, según los documentos previos del Comité, que celebrará su próxima sesión del 24 de junio al 6 de julio en San Petersburgo.

El Comité examinará igualmente la posibilidad de que la Zona de Gestión de los Pitones, en Santa Lucía, pase a ser también Patrimonio Mundial en Peligro.

En total, este organismo de la Unesco debatirá sobre 34 candidaturas aspirantes a la Lista del Patrimonio Mundial, que en la actualidad cuenta con 725 sitios culturales, 183 naturales y 28 mixtos, situados en 153 países.

En relación con los bienes latinoamericanos ya incluidos en la Lista del Patrimonio en Peligro, en San Petersburgo se examinará el estado de preservación de Los Katios, de Colombia; de la Reserva de la biosfera Río Plátano, de Honduras; y de la Red de Reservas del Arrecife de la Barrera del Belice, junto con el de otros 13 bienes culturales o naturales, informó la Unesco.

En su mayoría todos ellos están situados en África, Asía y el Pacífico y en los Estados Árabes, salvo dos situados en Europa y América del Norte: la Catedral de Bagrati y el Monasterio de Ghélati, en Georgia; y los Monumentos Medievales de Kosovo, en Serbia, informó la Unesco.

Además de los sitios ya citados, siempre en relación con América Latina y el Caribe, en San Petersburgo se examinará el estado de conservación de otros seis bienes inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial, según la revisión establecidas hoy por la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Se trata de los bienes culturales de Brasilia, en Brasil; y del Parque Nacional Histórico-Ciudadela, Sans Souci, Ramiers, de Haití; y de los sitios naturales del Parque Nacional de Iguazu, tanto en Argentina como en Brasil; y las Áreas Protegidas del Cerrado: Parques Nacionales Chapada dos Veadeiros y Emas, también en Brasil.

El Comité examinará además la situación de conservación del Santuario Histórico de Machu Picchu, en Perú.

Según los informes previos facilitados el pasado 1 de junio por la Organización, este lugar del Patrimonio Mundial, al igual que los dos parques nacionales de Iguazu y las Áreas Protegidas del Cerrado Protegidas del Cerrado, figuraban entre la docena de bienes con "grandes problemas de conservación", más allá de aquellos directamente propuestos para su inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro.

Categoría a la que aspiran entre otros lugares del Patrimonio Mundial La Catedral, el Alcázar y el Archivo de Indias de Sevilla, debido a la construcción de la Torre Pelli-Cajasol, cuya suspensión fue solicitada, sin éxito, el año pasado, en la última reunión del Comité.

Por primera vez desde que la Lista del Patrimonio Mundial fue creada, en la década de los años 70 del siglo XX, la Unesco da un acceso total al público a todos los documentos previos relacionados con la reunión del Comité.

También por primera vez, los debates podrán ser seguidos integralmente y en directo por internet, subrayó la Organización.