Lindsay Lohan fue atendida por agotamiento y deshidratación luego que un rodaje durante la noche llevó a los productores a llamar a paramédicos para la actriz, dijo su publicista.

Según el publicista Steve Honig, Lohan volvería al plató de la película de Lifetime "Liz and Dick" el viernes por la tarde.

Bomberos confirmaron que recibieron un llamado de un hotel en Marina del Rey el viernes alrededor de las 10:15 a.m., pero que no trasladaron a nadie al hospital. Dijeron que no podían identificar al paciente.

Honig dijo que Lohan ha tenido un "calendario extenuante" en días recientes y que hizo una siesta el viernes por la mañana antes de filmar una escena de la película para televisión. Agregó que los productores se preocuparon al ver que la actriz no salió de su cuarto cuando esperaban.

Lifetime se negó a hacer comentarios.