La tormenta tropical "Carlotta" intensificó en las últimas horas la fuerza de sus vientos sin llegar aún a convertirse en huracán, informó hoy el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En un último boletín emitido a las 07.30 hora local (12.30 GMT) el organismo dependiente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) mantiene un índice de peligrosidad "moderado" para la tormenta, y una alerta para la franja costera que va desde Barra de Tonalá, en el estado de Chiapas, hasta Acapulco, en el de Guerrero, sur de México.

"Carlotta" se desplaza "hacia las costas de Oaxaca intensificándose paulatinamente", advierte el SMN, que lo ubica 570 kilómetros al sudeste de Acapulco y a 225 al sur-sudeste de Puerto Ángel, en Oaxaca, el centro de la tormenta.

La tormenta se mueve hacia el noroeste a 17 kilómetros por hora acompañada de vientos de 110 kilómetros por hora y rachas de hasta 140.

En estos momentos "Carlotta" presenta "actividad convectiva fuerte en su centro", lo que genera fuerte nubosidad y en las próximas horas lluvias de fuertes a intensas y tormentas eléctricas en varios estados del sur de México.

El pronóstico es que pasado el mediodía la tormenta pase a ser huracán con vientos sostenidos de 130 kilómetros por hora y rachas de 155 kilómetros mientras enfila hacia costas mexicanas.

Por el momento las recomendaciones del SMN incluyen "tomar precauciones por lluvia, viento y oleaje" a la población de tres estados del sur de México: Chiapas, Oaxaca y Guerrero.

El Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) mantiene a esos tres estados de México en "alerta amarilla" (peligro moderado), al de Puebla en nivel "verde" (peligro bajo) y al sur de Veracruz, Tabasco, Morelos y Michoacán en "alerta azul" (peligro mínimo) en su último parte de evolución de la tormenta.

En la presente temporada de huracanes en el Océano Pacífico, que comenzó el 15 de mayo y culminará el 30 de noviembre, el organismo prevé la formación de unos 13 ciclones.