El presidente del Parlamento de El Salvador, Sigfrido Reyes, aseguró hoy a Efe que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) "se está desintegrando" tras la declaración de inconstitucionalidad de la elección de 20 de sus magistrados, conflicto que será llevado a la Corte Centroamericana de Justicia.

"La Corte ya se está desintegrando, lamentablemente", expresó Reyes al señalar que esto podría consumarse el 1 de julio próximo, cuando deben asumir 10 de los magistrados, cinco propietarios y cinco suplentes, cuya elección anuló el pasado 5 de junio la Sala de lo Constitucional de la CSJ.

La Asamblea Legislativa eligió a estos magistrados el 24 de abril pasado para el período 2012-2021; la Sala también anuló la elección de 10 magistrados hecha en 2006 con mandato hasta 2015.

"La Corte está sufriendo un proceso muy lamentable de parálisis y de desintegración a partir de estas sentencias, que ya afectan a una cantidad importante de magistrados", remarcó el legislador.

La Constitución salvadoreña establece que cada tres años debe renovarse un tercio de la CSJ, integrada por 15 magistrados propietarios y sus suplentes, que cumplen así períodos escalonados de nueve años, pero no fija en qué legislatura debe ser la elección.

El Parlamento aprobó anoche, con el rechazo de la oposición, no acatar la declaración de inconstitucionalidad de la elección y llevar el conflicto a la Corte Centroamericana de Justicia, con sede en Managua e integrada por seis magistrados de Nicaragua, Honduras y El Salvador.

Reyes, del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), manifestó que ya se está preparando la documentación para presentar la demanda ante la Corte Centroamericana en un "plazo razonable", que no adelantó.

La Corte Suprema no emitirá ninguna posición oficial sobre la decisión del Parlamento de llevar el conflicto a la corte regional, pues "no tiene por qué pronunciarse sobre eso", dijo a Efe un portavoz de ese órgano.

El canciller salvadoreño, Hugo Martínez, declaró a periodistas que, según la legislación local y regional, la Asamblea Legislativa puede acudir directamente a la Corte Centroamericana de Justicia o a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, pero no hizo comentarios sobre el conflicto.

La Sala de lo Constitucional argumentó que anuló la elección de magistrados porque una misma legislatura no puede elegir jueces en dos ocasiones.

Tanto en 2006 como en abril pasado, los magistrados fueron elegidos por las legislaturas salientes, que ya habían cumplido el proceso en una ocasión.

La Sala ordenó que la Asamblea Legislativa elija de nuevo a los magistrados.