La creciente producción del crudo iraní seguramente complicará las gestiones de la OPEP para influir los precios mundiales tras acercarse el país a ser un gran proveedor tras 20 años de retrasos debido a sanciones y guerras.

Por ahora, Irak se inclina por empujar a la OPEP a reducir sus límites de producción y mantener elevados los precios, aunque los planes de expansión de Bagdad podrían chocar con un aumento general de la producción de crudo que en todo caso podría abaratar los precios.

Los analistas dijeron que la nueva influencia de Irak está alterando el centro del poder entre los 12 naciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y podría obligarle a negociar su producción del sistema de cuotas para acomodar el nuevo poderío de Bagdad.

Irak llegó recientemente a un acuerdo para producir 3 millones de barriles diarios, nivel no visto desde el 2003 cuando ocurrió la invasión internacional encabezada por Estados Unidos para derrocar al dictador Saddam Hussein. va camino de ser la segunda productora de la OPEP el próximo año, superando a Irán pero rezagada ante la puntera Arabia Saudí.

"Irak, por todos sus compromisos, podría duplicar su producción en los próximos cinco años, pasando de 3 millones de barriles diarios a 6 millones de barriles diarios", dijo el analista de mercadeo Fadel Gheit, director gerente de la firma consultora Oppenheimer & Co. en Nueva York. "Ningún otro país de la OPEP tiene la capacidad y habilidad para hacerlo".

El precio del crudo es determinado por muchos factores, el más destacado de los cuales es la oferta y la demanda. Durante décadas, la OPEP ha intentado controlar los precios imponiendo límites a la producción de sus miembros. Aportes adicionales de Irak, a no ser que se vean compensados por reducciones en otros países, podría encarecer el precio del crudo.

Empero, los políticos de la OPEP no están tan convencidos.

En la reunión del jueves en Viena, Irak usó su nueva influencia para juntarse con su afiliado político, Irán, contra Arabia Saudí, que ha incrementado su producción. Irán, presionado por las sanciones económicas por su presunto programa nuclear con fines bélicos, quieren que los miembros del cartel reduzcan su producción para encarecer los precios. La OPEP llegó el jueves a un compromiso, al mantener su producción general en el mismo nivel.

La baja significativa de los precios del crudo en los últimos meses hizo que fueran formulados pedidos para que a OPEP reduzca su producción. El crudo de referencia fue vendido el viernes en Estrados Unidos a menos de 85 dólares el barril, de 110 dólares en febrero. El secretario general de la OPEP Abdullah Al-Badry dijo el viernes que el precio podría volver a 110 dólares sin perjudicar la economía global.

___

Los redactores de Associated Press Sinan Salaheddin en Bagdad y George Jahn en Viena colaboraron en este artículo.