El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, negó estar construyendo un frente contra su homóloga alemana, Angela Merkel, con quien quiere trabajar "codo con codo" para "sacar a Europa de la crisis".

"No busco un frente contra Merkel", aseguró el jefe del Gobierno francés en la radio "Europe 1", en respuesta al cruce de acusaciones entre dirigentes de París y Berlín en los últimos días.

Mientras la canciller advirtió al Gobierno francés del peligro de las "soluciones fáciles" y de la "mediocridad", Ayrault respondió que "no hay que dejarse llevar por fórmulas simplistas".

El primer ministro francés consideró que sería "una falta política grave" buscar una confrontación con Alemania, con quien preconizó "un diálogo más fuerte que el que ha habido hasta ahora" y señaló que "es necesario que Alemania y Francia encuentren codo con codo una solución para sacar a Europa de la crisis".

Ayrault justificó, sin embargo, el diálogo con otros socios, en particular con el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), cuyos dirigentes fueron recibidos el pasado miércoles en París por el presidente, François Hollande, y por el primer ministro.