La agencia de medición de riesgo Fitch informó hoy de que una nueva situación adversa en la eurozona está frenando la frágil recuperación de la economía global y advirtió de que el crecimiento en las mayores economías será débil.

En un comunicado divulgado hoy, Fitch pronostica que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de las economías más avanzadas del mundo será débil, de un 1,1 % en 2012, antes de un esperado repunte moderado del 1,7 % en 2013 y del 2,2 % en 2014.

En concreto, la agencia pronostica que el PIB correspondiente a 2012 se contraerá en países como Italia y España en un 1,9 %, mientras que Alemania y Francia tendrán un crecimiento del 0,9 % y un 0,4 %, respectivamente.

En cuanto al pronóstico del PIB mundial, la agencia estima un crecimiento del 2,2 % en 2012, un 2,8 % para el año próximo y un 2,9 % para 2014.

"Fitch espera que la reciente intensificación de las tensiones financieras en la eurozona tengan un impacto negativo significativo en la economía real. Las importantes medidas de austeridad fiscal en varios Estados miembros también tendrán un gran peso en el crecimiento a corto plazo", añade la nota.

Además, Fitch estima que el PIB de la eurozona se contraerá un 0,4 % este año, seguido de un crecimiento del 0,9 % en 2013 y un 1,5 % en 2014, según el director del área de deuda soberana de Fitch, Gergely Kiss.

La agencia señala que los datos del PIB de la eurozona indican que hay una creciente divergencia entre los países miembros.

Una mayor intensificación de las tensiones financieras en la eurozona es el riesgo más importante que observa Fitch, y cree que pueden ser "significativas" las posibles consecuencias de una salida de Grecia de la moneda única europa, agrega.

Incluso una salida "ordenada" puede llevar a una recesión más profunda y prolongada en la eurozona, mientras que las pérdidas totales de producción para 2012 pueden situarse en torno a los 150.000 millones de euros en la área del euro, estima Fitch.

Mientras tanto, las consecuencias de una salida "desordenada" de la moneda única por parte de Grecia, como puede ser un contagio de la situación a países periféricos, podría ser más perjudicial e incierta, puntualiza la agencia.

Un choque de este tipo sería comparable a la crisis de los años 2008-2009, calcula.

En cuanto a EEUU, la agencia estima que el país mantendrá una modesta recuperación y pronostica que el crecimiento del PIB aumentará gradualmente a un promedio del 3 % en 2014.

Según Fitch, el crecimiento del PIB en Japón y el Reino Unido será del 1,9 % y el 0,5%, respectivamente, para este año, en tanto que el crecimiento en el grupo BRIC -Brasil, Rusia, la India y China- se ha ralentizado.