Un ex director de Goldman Sachs fue encontrado el viernes culpable de entregar información confidencial a un gerente de fondo de inversiones corrupto, y pasó a ser el acusado de mayor peso en un gran escándalo realizado por investigadores con grabaciones telefónicas.

Rajat Gupta — nacido en la India, educado en Harvard y muy conocido en el mundo empresario estadounidense — fue convicto por un jurado de conspiración y tres cargos de fraude en bolsa, pero fue absuelto de otros dos de fraude bursátil. No mostró reacción visible alguna al ser leído el veredicto, aunque sus hijas adultas se abrazaron y lloraron.

El juicio de Gupta, de 63 años, y el del año pasado del ex millonario Raj Rajaratnam revelaron cómo dos venerables amigos y titanes de Wall Street navegaron las turbulentas aguas del 2008 durante la fusión económica.

La pareja "mostraba al público su aspecto exitoso" , dijo el fiscal federal adjunto Reed Brodsky en sus alegatosfinales. "Empero, ocultó al público un aspecto diferente: una parte que cometió delitos".

La fiscalía federal sostuvo que las grabaciones secretas de las llamadas telefónicas entre ambos indicaron que Gupta estaba tan apasionado con la idea de compartir los secretos del consejo de administración de Goldman que al parecer "daba la impresión de lo sucedido ayer en un partido de béisbol de los Yanquis".

El abogado defensor Gary P. Naftalis respondió que las grabaciones del FBI y otras pruebas presentadas por el gobierno crearon solamente la "ilusión" de que conversaciones financieras legítimas fueron de alguna forma enmascaradas".

"Ello puede ser un juego para confundir a la gente de que fue demostrado algo cuando no lo fue", agregó Naftalis. Frente a la corte, agregó que sentirse desilusionado por los fallos de culpabilidad.

"Creemos que los hechos en este caso demuestran que el señor Gupta es inocente", dijo Naftalis. "Siempre actuó con honestidad e integridad".