La Asamblea Legislativa acordó acudir a la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), por el conflicto que sostiene con la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que declaró inconstitucional las elecciones de 20 magistrados titulares y suplentes de 2006 y 2012.

La legislatura tomó la decisión la noche del jueves con los votos de 50 de los 84 diputados. La decisión fue rechazada por los diputados de la derechista Alianza Republicana Nacionalista, (Arena), en la oposición.

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema dictaminó que los diputados de esos períodos violaron el inciso segundo del artículo 186 de la Constitución que manda a la Asamblea a renovar a la Corte "cada tres años" y elegir magistrados "por nueve años".

Con el fallo, la Sala dejó en claro que una misma legislatura no puede elegir en más de una ocasión a magistrados de la Corte Suprema.

La legislatura 2009-2012, que finalizó su período el 30 de abril, ya había escogido a cinco magistrados de la Corte en el 2009.

La Sala anuló, por tanto, la elección de Ovidio Bonilla, Elsy Dueñas, Doris Luz Rivas, Salomón Padilla y José Roberto Argueta, como magistrados titulares de la Corte y también invalidó a los cinco magistrados suplentes designados por la Asamblea.

Ya el Fiscal General de la República, Romeo Barahona había considerado ilegales los nombramientos.

Al declarar ilegal las elecciones, la Sala de lo Constitucional, también ordenó a la Asamblea Legislativa realizar una nueva designación, pero estos han decidido no acatar la decisión de la máxima instancia de justicia en El Salvador.

Los diputados defendieron la decisión de recurrir a la Corte Centroamericana de Justicia, porque consideran tiene jurisdicción para dirimir el conflicto entre los poderes del Estado.

El presidente de la Asamblea, diputado Sigfrido Reyes del izquierdista Frente Farabundo Martí (FMLN), en el gobierno, calificó la decisión de "histórica que busca poner alto a la arbitrariedad, el abuso de poder".

Por su parte el diputado Roberto Angulo del conservador partido Concertación Nacional dijo que abogados constitucionalista, les recomendaron buscar una instancia internacional "para recuperar el orden jurídico".

Entretanto la bancada de Arena que rechazó la decisión, se pronunció para que la Asamblea acate la orden de la Sala de lo Constitucional.

Arena también presentó una propuesta para que la Asamblea ratificará en sus puestos a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia electos en el 2006, como "un gesto de que se quiere buscar una salida al conflicto", pero la petición no fue escuchada.

Pero Arena no está a favor de ratificar a los magistrados electos en la legislatura pasada.

La Asamblea trabaja en el documentos que presentarán ante la Corte Centroamericana de Justicia y el mismo sería presentado en los próximos días, según se informó.