El jefe del Pentágono, Leon Panetta, agradeció y encomió hoy el servicio de los homosexuales en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, que celebran por primera vez el Mes del Orgullo Homosexual.

El año pasado el Congreso anuló una ley de 1993 que prohibía que los militares homosexuales expresaran abiertamente su orientación y bajo la cual unos 13.500 de hombres y mujeres fueron separados del servicio durante años.

"Ahora ustedes pueden estar orgullosos de servir a la nación y orgullosos de ser quienes son", señaló Panetta en un mensaje audiovisual colocado en el sitio de internet del Pentágono.

Aun antes de que el Congreso anulara la ley, las Fuerzas Armadas habían iniciado programas para evaluar los cambios que requeriría la presencia declarada de homosexuales en sus filas y hoy Panetta dijo que mantiene su compromiso de "eliminar tantas barreras como sea posible a fin de que la fuerza militar sea un modelo de igualdad de oportunidades".

Las Fuerzas Armadas de EE.UU. tienen una tradición de marcar con un mes de celebraciones la contribución de las diferentes comunidades, como el Mes de Historia de los Negros y el Mes del Legado de los Asiático Estadounidenses, y se ha elegido junio como Mes del Orgullo Homosexual.

Las Fuerzas Armadas también tienen historia como pioneras en la aplicación de los cambios sociales: en la década de 1860 se formaron las primeras unidades de combate con negros, aunque segregadas de las unidades de soldados blancos.

En 1948, por decreto del presidente Harry Truman, el Ejército inició el final de la segregación en las unidades militares, permitiendo que los soldados negros y blancos sirvieran dentro de las mismas dotaciones.