El empleo bajó un 0,2 % en la zona del euro durante el primer trimestre del año, mientras que permaneció estable en el conjunto de la Unión Europea (UE) respecto a los tres meses precedentes, según los datos difundidos hoy por la oficina estadística comunitaria Eurostat.

En términos interanuales, el empleo disminuyó un 0,5 % en la zona del euro y un 0,1 % en todo el bloque comunitario.

En el primer trimestre estaban trabajando 222,9 millones de personas en la UE, de las que 146,1 millones pertenecían a la zona del euro.

En España bajó un 1,2 % entre enero y marzo comparado con los tres meses anteriores y se redujo un 3,7 % con respecto al primer trimestre de 2011.

España fue, junto con Hungría (también un 1,2 % menos), el país con la mayor caída en el primer trimestre, seguido de Portugal (1,1 %) y Chipre (0,9 %), aunque se desconoce el dato trimestral de Grecia.

Entre enero y marzo de 2012 y el mismo periodo de 2011, los mayores descensos se registraron en Grecia (8,7 %), Portugal (4,2 %), España (3,7 %) y Chipre (2,2 %).

Por contra, las mayores subidas trimestrales tuvieron lugar en Estonia (1,3 %), Malta (0,9 %), Polonia (0,8 %) y Austria (0,6 %).

En la comparación interanual Estonia ocupa el primer lugar entre los países con los mayores incrementos (3,2 %), seguida de Polonia y Rumanía (2,5 %), Malta y Lituania (1,9 %), Letonia y Austria (1,8 %) y Alemania (1,5 %).

Por sectores, la caída más pronunciada en el empleo se registró en el primer trimestre en el sector de la construcción ( un 1,3 % menos en la zona del euro y un 0,8 % en la UE), mientras que el mayor incremento se observó en el campo de la información y la comunicación (un 1 % más en la eurozona y un 1,3 % en la UE.

El empleo en la industria cayó un 0,1 % en el área del euro y un 0,2 % en los Veintisiete, mientras que en los servicios de comercio, transporte, pernoctación y restauración bajó en ambos casos un 0,2 %.

El sector agrícola registró una caída en el empleo del 0,3 % en los socios de la moneda única, pero en el conjunto de la UE subió un 1,3 %.

El empleo en el sector de los servicios financieras y aseguradores bajó un 0,1 % en la zona del euro, pero aumentó un ligero 0,3 % en el bloque comunitario.

Las actividades inmobiliarias registraron una tendencia similar, al caerse el empleo en la eurozona un 0,7 % al tiempo que aumentaba un 0,4 % en la UE.

El arte y los espectáculos registraron aumentos del 0,5 % en la eurozona y del 0,6 % en la UE.