El equipo de atletismo de Estados Unidos utilizará uniformes en los Juegos Olímpicos de Londres que, según Nike, podrían rebanar 23 milésimas de segundo a los tiempos en los 100 metros.

Se trata de un margen de diferencia que le hubiese permitido a Walter Dix llevarse una medalla de plata, en vez del bronce, hace cuatro años en los Juegos de Beijing.

De todas formas, Dix no hubiese alcanzado al hombre más rápido en la final. El jamaicano Usain Bolt arrasó en ese día, al quebrar un récord mundial que no tardó en volver a batir.

Pero quizás estos uniformes, con hoyuelos que asemejan una pelota de golf, puedan ayudar a los estadounidenses a reducir la brecha con Bolt y Yohan Blake, el otro astro de Jamaica.

Nike asegura que sus pruebas comprobaron una inesperada y enorme diferencia en las carreras de 100, 200 y 400 metros. Los uniformes fueron presentados la noche del jueves en Nueva York.

"No podíamos creer los números", dijo Martin Lotti, director creativo de Nike. "No es sólo la diferencia entre el primer y segundo lugar, es poder alcanzar el podio".

La textura adicional puede resultar contraproducente, pero la compañía estudió la aerodinámica de las pelotas de golf y encontró que el material y hoyuelos le hacen más eficientes. Se colocaron parches en los antebrazos y piernas, las partes más rápidas del cuerpo.

"Lo lógico hubiese hacerlo liso o emplear materiales livianos, pero nos planteamos el desafío de pensar de forma distinta", dijo Lotti.

"Es un deporte de centésimas y milésimas. Tampoco es nada del otro mundo para el atletismo, como ocurrió con los trajes en la natación", dijo Jill Geer, la directora de prensa de la federación estadounidense de atletismo. "Pero si se puede sacar un beneficio en rebanarle algo de tiempo al desempeño, pues fantástico".