La Casa Blanca desclasificó hoy parte de la información sobre sus operaciones contra el terrorismo en Yemen y Somalia, al reconocer al Congreso que ha tomado "acciones directas" contra miembros de la red Al Qaeda en esos países.

"En un número limitado de casos, las fuerzas armadas de Estados Unidos han emprendido acciones directas en Somalia contra miembros de Al Qaeda", indica el informe semianual sobre operaciones militares que la Casa Blanca envió hoy al Congreso, y que se refiere en los mismos términos a Yemen.

Aunque el informe no menciona a los aviones no tripulados que han dirigido los ataques encubiertos del Gobierno de Barack Obama en esos países, se trata de la primera referencia pública de la Casa Blanca a los mismos.

La divulgación se produce dos semanas después de que el diario The New York Times publicara un artículo según el cual Obama autoriza en persona quiénes serán los blancos de las acciones de los aviones no tripulados ("drones") en Yemen, Somalia y Pakistán.

El informe, firmado por Obama y dirigido a los presidentes de ambas cámaras del Congreso, señala que EE.UU. "ha desplegado fuerzas equipadas para el combate para asistir en las capacidades antiterroristas de sus aliados, incluidas operaciones especiales y otras fuerzas para operativos delicados en varios lugares del mundo".

En el caso de Somalia, Estados Unidos "ha trabajado para contrarrestar la amenaza terrorista presentada por Al Qaeda" y los "elementos relacionados" con ese grupo en la red terrorista Al Shabaab, milicia que controla parte del país.

En sus "limitados" ataques, las fuerzas armadas estadounidenses han atacado también "directamente" a objetivos que son miembros de ambas redes terroristas, "que están desarrollando esfuerzos para llevar a cabo ataques terroristas contra Estados Unidos", según el informe, de cuatro páginas.

Además, el Pentágono trabaja con el Gobierno de Yemen para "desmantelar las operaciones y eliminar en último término" a Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP, en inglés), un brazo armado que el informe define como "la filial más activa y peligrosa de Al Qaeda hoy en día".

"Nuestros esfuerzos conjuntos (con el Gobierno de Yemen) han resultado en acciones directas contra un número limitado de operativos de AQAP y sus líderes en ese país, que presentaban un riesgo terrorista para los Estados Unidos y nuestros intereses", señala el documento.

"Si es necesario, tomaré medidas adicionales contra Al Qaeda, los talibanes y las fuerzas asociadas para proteger a los ciudadanos estadounidenses y sus intereses", señala Obama en el documento, que añade que "no es posible saber la escala precisa o la duración" de las fuerzas estadounidenses enviadas a esos países.

El informe se refiere sólo a las operaciones dirigidas por las fuerzas armadas, y no a las de la CIA, y resume también sus actividades en Afganistán, África Central, Egipto y Kosovo.

El último documento sobre operaciones militares en el extranjero, entregado al Congreso en diciembre de 2011, no mencionaba a Yemen ni a Somalia y señalaba simplemente que las actividades contra Al Qaeda se centraban especialmente en los países del Mando Central de EE.UU., que cubre todo Oriente Medio y el Centro de Asia.