Un Tribunal especial de Bosnia-Herzegovina condenó hoy a un total de 142 años de cárcel a cuatro exmiembros de una unidad especial del ejército serbobosnio por su implicación en la matanza de Srebrenica en julio de 1995.

Los cuatro acusados fueron condenados por su participación en el asesinato de 800 musulmanes en la granja de Branjevo, cerca de Srebrenica, en el este de Bosnia.

El principal acusado, Stanko Savanovic Kojic, recibió una pena de 43 años de prisión; sus cómplices Franc Kos y Zoran Goronja, de 40 años cada uno, y Vlastimir Golijan, de 19 años.

Los 43 años de cárcel son la sentencia la más severa dictada hasta ahora por este Tribunal de Bosnia-Herzegovina, que juzga los casos de crímenes de guerra.

La jueza Mira Smajlovic declaró hoy que "hubo una intención deliberada" de "matar a un gran número de personas", y que "en pausas en el prado lleno de cadáveres en Branjevo, tomaban cerveza a sangre fría".

Unos 8.000 varones musulmanes fueron asesinados después de que las fuerzas serbobosnias conquistaran el enclave oriental de Srebrenica, en julio de 1995, pocos meses antes del fin de la guerra bosnia, que duró tres años y medio.