El magnate Carlos Slim compró 8,4% de las acciones de YPF por la oportunidad que suponía el bajo precio de los papeles de la petrolera argentina recientemente expropiada a la española Repsol, dijeron el viernes analistas.

Marcelo Olguin, economista jefe de la consultora privada Grupo SBS con sede en Buenos Aires, dijo a The Associated Press que "este es un buen momento del mercado" ya que el precio de las acciones de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) "ha caído 59% en lo que va de 2012".

Slim y miembros de su familia adquirieron el martes y miércoles 32,9 millones de acciones de YPF de Clase D, según una carta entregada el jueves a la Comisión de Cambio y Bolsa de Estados Unidos.

Daniel Montamat, ex secretario de Energía y ex presidente de YPF, dijo por su parte a la AP que al comprar barato Slim "pone unas poquitas fichas en la petrolera" y "puede recuperar (capital) en algún tiempo sin correr demasiados riesgos" ya que si hoy mismo quisiera vender lo adquirido obtendría ganancias.

"No veo la acción de Slim como una decisión de largo plazo y estratégica", señaló Montamat.

Las acciones de YPF que cotizan en la Bolsa de Valores de Nueva York subieron 11,6% en la mañana del viernes a 11,66 dólares. Esos papeles habían bajado a 10,13 dólares desde los 46,60 dólares de precio máximo en un año desde que el gobierno argentino expropió en abril 51% de las acciones que Repsol tenía en la compañía.

Al tomar esa medida, la presidenta Cristina Fernández argumentó que el grupo español no realizaba las inversiones suficientes para aumentar la producción de hidrocarburos en el país.