El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, se mostró hoy seguro de que el próximo Mundial de Brasil 2014 se pondrá en práctica la tecnología necesaria para evitar los goles fantasma, aunque recordó que la decisión final depende de la International Board, que se reúne en julio en Zúrich, Suiza.

"No puedo ir hasta la Copa Mundial de 2014 sin este sistema", manifestó el dirigente, al expresar su malestar por el tanto que no le fue concedido al centrocampista inglés Frank Lampard en un partido contra Alemania en el último Mundial Sudáfrica 2010 pese a que el balón atravesó la línea de gol por "70 centímetros".

El presidente de la FIFA llegó el jueves a Uruguay en respuesta a una invitación de la alcaldesa de una pequeña población del interior del país, Nueva Helvecia, que es considerada la mayor colonia suiza en la nación sudamericana y que el pasado abril cumplió 150 años desde su fundación.

Blatter condecoró hoy al seleccionador uruguayo, Oscar Washington Tabárez, y se reunión con dirigentes del fútbol nacional y autoridades.

Blatter explicó que el International Board, "los guardianes de las reglas de juego", celebrará una reunión el 5 de julio en Zúrich para tomar una decisión definitiva sobre los goles fantasma.

Reveló asimismo que por ahora la FIFA analiza "dos o tres sistemas sobre la técnica de la línea de gol" que no detalló, aunque sí aclaró que en ningún momento la tecnología "va a entrar dentro del campo de juego".

"Marcar un gol es tan importante que hay que tener a disposición un sistema electrónico que nos permita ver si la pelota entra o no, al menos en la Copa Mundo", argumentó.

Aclaró también que la modificación no va a ser en principio obligatoria en el resto de competiciones.

Sobre el Mundial de Brasil 2014 reiteró su "confianza total" en que las obras en los estadios del país sudamericano estarán terminadas a tiempo.

Admitió que "en algún momento había un retraso en los trabajos", pero detalló que "desde exactamente hace dos meses" existe una "organización muy eficiente" de la FIFA y las autoridades brasileñas para que todo salga bien.

"Brasil estará preparado, Brasil va a organizar una Copa Mundial excepcional", auguró, al advertir que "el país que ocupa el lugar número seis como potencia económica en el mundo no puede fallar".

Por otra parte, Blatter se mostró a favor de eliminar la prórroga (tiempo extra) de los encuentros porque considera que es una medida de otra época que ya no tiene sentido.

El máximo dirigente del fútbol mundial recordó que esa medida "se puso para evitar que después de noventa minutos una moneda definiera quién había ganado", pero el fútbol ha cambiado.

"Si después de noventa minutos no tenemos un resultado, debemos buscar el resultado", manifestó el dirigente, partidario de la tanda de penaltis.

Esta propuesta, que según Blatter está analizando el alemán Franz Beckenbauer como presidente de la FIFA Task Force Fútbol 2014, un grupo de trabajo formado por 22 miembros, ya ha sido incorporada en las competiciones internacionales sub'17, tanto femeninas como masculinas.

Entre los argumentos a favor de eliminar la prórroga está el hecho de que la calidad y la velocidad del fútbol han evolucionado mucho, y prolongar el juego puede ser malo para la salud de algunos futbolistas.