El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirmó hoy que en los próximos meses será "clave" evitar retiradas masivas de depósitos de los bancos y que se desate un "pánico" financiero.

En una carta a los líderes del G20, Ban advirtió que más crisis bancarias o de deuda en las economías avanzadas traerá "graves retrocesos" en la lucha contra la pobreza, y llevará a un "desempleo generalizado" y una "arriesgada agitación política" en el mundo.

El secretario general alertó así del "precario" estado de la economía mundial, y dijo que la gran volatilidad en el precio de las materias primas y en los mercados financieros "ya está impactando" en las economías emergentes y en vías de desarrollo.

"La modesta recuperación económica que están viviendo algunos países no debe ocultar el precario estado en que se encuentra la economía mundial", afirmó el diplomático surcoreano, quien añadió que la crisis del euro sigue siendo un motivo de preocupación.

Ban subrayó que es "esencial" que de la próxima reunión del G20, que se celebrará del 18 al 19 de junio en Los Cabos (México), salgan "resultados significativos" para hacer frente a la crisis de empleo a través de inversiones y medidas de estímulo "coordinadas".

La cumbre del G20, formado por los países industrializados del G7, más 12 naciones emergentes y la Unión Europea, girará en torno a la estabilización económica y las reformas estructurales para el crecimiento y el empleo, el fortalecimiento del sistema financiero, y la mejora de la arquitectura de las finanzas internacionales.

El secretario general de la ONU reiteró nuevamente en la misiva su apoyo al crecimiento verde porque, dijo, puede ayudar a crear empleos, salvaguardar los progresos logrados en la lucha contra la pobreza y reforzar el desarrollo sostenible.

Ban dijo que la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río+20 representa una "oportunidad única en una generación" para enviar una señal de que los líderes mundiales están comprometidos con un crecimiento equitativo y mayor prosperidad para todos.

El objetivo de la cumbre, que se celebrará del 20 al 22 de junio, es consensuar un documento de compromisos que pretende convertir en realidad el concepto de "economía verde" y dar una estructura institucional mundial a las políticas de desarrollo sostenible.