Wall Street abrió hoy con una moderada tendencia alcista en su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, que subía el 0,27 % pese a haberse difundido esta jornada datos macroeconómicos decepcionantes en EE.UU. y a la dura rebaja de la nota de la deuda española aplicada por Moody's.

Media hora después del inicio de la sesión, ese índice sumaba 33,68 puntos para colocarse en las 12.530,06 unidades, en tanto que el selectivo S&P 500 ascendía otro contenido 0,17 % (2,25 puntos) hasta 1.317,13 unidades.

Por lo contrario, el índice compuesto del mercado Nasdaq cedía el 0,19 % (-5,41 puntos) hasta 2.813,2 unidades, afectado en buena medida por el descenso del 0,78 % que registraba a esta hora el sector tecnológico.

Los inversores de la bolsa de Nueva York desoían así el aumento en 6.000 de las solicitudes de subsidio por desempleo la semana pasada en Estados Unidos, un dato peor de lo esperado y una señal más del persistente debilitamiento del mercado laboral de este país.

También se conoció esta jornada que el índice de precios de consumo (IPC) de Estados Unidos bajó un 0,3 % en mayo, la mayor disminución mensual en tres años y medio.

Algunos analistas apuntaban que esos decepcionantes datos macroeconómicos podrían presionar a la Reserva Federal (central) de EE.UU. a poner en marcha nuevas medidas de estímulo monetario, lo que podría estar motivando el ánimo comprador de los inversores en esta cuarta jornada de la semana.

Apenas influía sobre el rumbo de la sesión la severa rebaja de tres escalones que aplicó tras el cierre del miércoles la agencia de calificación Moody's a la nota de la deuda soberana de España, lo que provocaba además que el interés del bono español a diez años rozase el 7 % por primera vez desde la creación del euro.

Pese a ello, tan solo cuatro de los treinta componentes del Dow Jones se colocaban en terreno negativo, liderados por la emisora de tarjetas de crédito American Express (-0,64 %) y la tecnológica Microsoft (-0,38 %), mientras el lado positivo lo encabezaban Home Depot (1,8 %), Bank of America (1,07 %) y McDonald's (0,94 %).

Fuera de ese índice destacaba el desplome del 15,23 % que registraban las acciones de la finlandesa Nokia que se cotizan en la bolsa de Nueva York después de anunciar un plan de reestructuración que incluye 10.000 despidos en todo el mundo antes de 2013.

En otros mercados, el petróleo subía a 82,69 dólares por barril, el oro descendía a 1.615,2 dólares la onza, el dólar perdía terreno frente al euro (que se cambiaba por 1,2595 dólares) y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a diez años progresaba al 1,61 %.