La Corte Suprema egipcia falló el jueves que el último primer ministro del régimen de Hosni Mubarak puede continuar en la campaña presidencial, y que un tercio de los legisladores del parlamento dominado por los islamistas fueron elegidos ilegalmente.

Con este fallo, Ahmed Shafiq podrá presentarse a la segunda vuelta de las elecciones el sábado y domingo contra el islamista Mohammed Morsi a pesar de una ley que prohibe la postulación de personalidades del régimen depuesto.

El sergundo fallo ratificó el de una corte inferior, de que se violó el principio de la igualdad cuando los partidos presentaron candidatos al tercio de bancas reservadas a independientes.

El fallo significa que se deben realizar elecciones para esas bancas. El parlamento podría ser suspendido hasta esa elección.