Panamá - La "decisión polemica" con la que el estadounidense Timothy Bradley Jr ganó el título welter al filipino Manny Pacquiao "ha puesto en la lona una vez más" al boxeo, afirmó hoy en Panamá el secretario ejecutivo del Consejo Mundial (CMB), Mauricio Sulaimán.

"Desafortunadamente es una pelea que ha tenido a nivel mundial una percepción que ha retrasado el boxeo y que nos ha puesto en la lona una vez más con una decisión polemica", dijo Sulaimán a Efe, previo a un coloquio con periodistas junto al tetracampeón mundial panameño Roberto 'Mano de Piedra' Durán.

Sulaimán comparó el desenlace del combate del sábado pasado con la polemica desatada por el favorecimiento al filipino en su pelea con el mexicano Juan Manuel Márquez.

"Una pelea como esta, así como pasó el año pasado con la de Pacquiao-Márquez, aunque no era un combate de nuestro organismo, le afecta a todo el deporte en general", añadió Sulaimán.

Según el secretario ejecutivo del CMB, hijo del presidente de este organismo, el mexicano Jose Sulaimán, la decisión que despojó a Pacquiao del título de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) hace obligatorio trabajar para devolverle la credibilidad a este deporte.

Aunque no quiso entrar en detalles, Sulaiman descartó que "algo como una (posible) mafia" haya tenido algo que ver con lo decidido por los jueces.

"Para mí, sería muy difícil pensar que algún juez, algún árbitro, algún comisionado (de boxeo) pudiera llegar a hacer una acción tan irresponsable", indicó.

Explicó que lo que pudo haber ocurrido fue una combinación de una mala noche para los oficiales y de presión excesiva porque cada asalto fue cerrado".

"Y llegó el momento que se les fue el control y perdió la pelea (Pacquiao), donde claramente el mundo piensa que es un combate que no perdió" el filipino, agregó.

Para prevenir situaciones como esta, el CMB ha instituido una regla que consiste en anunciar, a las esquinas de cada púgil, las puntuaciones despues del cuarto y el octavo asalto, lo cual es una herramienta para al boxeador, detalló.

Para demostrar la validez de esta regla, Sulaimán puso como ejemplo la pelea entre Bradley y Pacquiao.

Destacó que la pelea iba empate en el octavo asalto en las tres tarjetas, y que si Pacquiao lo hubiera sabido "otra cosa hubiera hecho en las últimas cuatro vueltas en las que ya no presionó tanto porque pensaba que tenía una ventaja bastante sólida, y no fue así".

Sulaimán señaló que el CMB ha tenido más de mil peleas con esta regla en todo el mundo, y que "nunca" han tenido un incidente.

"Creemos mucho en esta regla, y este sábado en (El Paso) Texas en la pelea entre el mexicano Julio Cesar Chávez hijo y Andy Lee (por el título mediano del primero) se va a usar, y se les va a dar a las esquinas la puntuación para que sepan cómo va el combate", afirmó.