Un sismo moderado que sacudió el jueves el sureste de Turquía dañó los minaretes de una mezquita e hirió a un puñado de personas que saltaron de edificios en pánico, dijeron las autoridades.

El observatorio sismológico Kandilli dijo que el sismo de magnitud 5,5 se registró a una profundidad de 5,4 kilómetros (3,3 millas) en la mañana del jueves a las 8.52 horas (0552 GMT).

El epicentro se ubicó en el pueblo de Pinaronu, en la provincia de Sirnak, cerca de las fronteras de Siria e Irak.

El temblor derribó la parte superior de un minarete de una mezquita y causó grietas en un segundo minarete en el centro de Sirnak, dijeron las autoridades. Unas seis personas fueron atendidas por heridas después de saltar desde ventanas o balcones.

El terremoto del jueves se produjo después de un sismo más fuerte, entre 5,8 y 6,0 de magnitud, que sacudió el extremo suroeste de Turquía el domingo. No hubo muertes ni daños graves, pero por lo menos seis personas también resultaron heridasal saltar de edificios en la ciudad egea de Fethiye.

Un rumor la noche del miércoles de que otro terremoto y un maremoto eran inminentes causó pánico en Fethiye, lo que llevó a cientos de personas a huir a tierras más altas, informó la agencia estatal Anadolu. Las autoridades tuvieron problemas para calmar a las personas, y utilizaron altavoces para decir que no había amenaza de un terremoto o un tsunami.

Los terremotos son frecuentes en Turquía, pues gran part de su territorio se encuentra encima de fallas activas.