Las discrepancias surgidas entre el Ministerio del Deporte de Ecuador y el Comité Olímpico del país (COE), por intervenir y llamar a elecciones en las federaciones nacionales, se reactivaron hoy debido a la falta de acuerdo entre las partes.

La pugna se reanudó, pese a que el pasado 20 de mayo ambas partes habían llegado a un principio de acuerdo que abría la posibilidad de superar la crisis que amenazaba a la participación del país en los próximos Juegos Olímpicos de Londres.

"Creo que es fácil llegar al acuerdo, no es difícil salvar el último escalón, habrá que salvarlo lo antes posible por el bien de todos y espero que sea máximo la próxima semana", señaló a los periodistas el delegado del Comité Olímpico Internacional (COI), el directivo español Alejandro Blanco.

Blanco, que preside el Comité Olímpico Español y que ha intermediado en la pugna, añadió que la voluntad del olimpismo ecuatoriano, comandado por Danilo Carrera, y de las federaciones por deportes "está en defender las leyes y el movimiento olímpico".

"El problema está como está, pero espero que se aplique el sentido común de todos y confío en que la decisión que se debe tomar sea en salvaguarda de los intereses de los deportistas ecuatorianos", añadió Blanco.

Según el directivo español, "la solución deberá llegar lo antes posible, pues se deberá pasar un informe al COI para que el Comité Ejecutivo resuelva. Yo tengo que viajar mañana (viernes), pero si tengo que volver lo haré encantado".

Ecuador cuenta con 46 federaciones por deportes, de las cuales 40 están intervenidas por el Ministerio del Deporte.

Julio Arteaga, presidente de la Federación Ecuatoriana de Pesas, dijo a los periodistas que una de las ponencias del COE es que el Ministerio retire las intervenciones.

El ministro del Deporte, José Cevallos, se niega a aceptar la propuesta mientras no se realicen las elecciones, que es entre otras, una de las causas de las intervenciones.

La disputa surgió a raíz de que el Ministerio destituyera a las directivas de 40 federaciones ecuatorianas de distintos deportes porque, en su opinión, no acataron una ley de 2010 y no realizaron elecciones internas. En su lugar designó a interventores para dirigirlas.

Cevallos ha asegurado que las federaciones incumplieron la ley que obliga a "la integración democrática" de esas entidades a través de clubes, los cuales deben elegir a la directiva, así como a la designación de administradores para manejar adecuadamente el dinero que les entrega el Estado.