El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva fue intervenido quirúrgicamente hoy para la retirada de un catéter que le había sido implantado durante el tratamiento de quimioterapia al que se sometió para combatir un cáncer de laringe, informaron fuentes cercanas al exmandatario.

Lula, quien ya ha recibido el alta médica, fue operado hacia las 9.00 hora local (12.00 GMT) para la extracción del catéter mediante el cual le eran administrados medicamentos durante su tratamiento oncológico, confirmó a Efe un portavoz del Instituto Lula, fundado por el exmandatario.

Además de la intervención, el expresidente fue sometido a varias pruebas, entre ellas un examen endoscópico y de tejidos, que revelaron la "ausencia de neoplasia", según un comunicado del hospital Sirio-Libanés de Sao Paulo, donde el mandatario fue operado.

Lula ingresó anoche en ese centro sanitario, considerado como hospital de referencia en el tratamiento contra el cáncer en América Latina, para someterse a la intervención.

Estaba previsto que el exmandatario participara el próximo sábado en la apertura del recinto Arena Socioambiental, una actividad paralela a la Conferencia de la ONU para el Desarrollo Sostenible Río+20, pero ese compromiso ha sido aplazado, según fuentes oficiales.

El exgobernante brasileño, de 66 años, interrumpió su agenda pública en octubre pasado para iniciar el tratamiento contra el cáncer de laringe que le fue diagnosticado y desde entonces ha retornado gradualmente a sus actividades en los últimos meses.

El pasado 28 de marzo los médicos que velan por su salud anunciaron que el tumor de tres centímetros que tenía el exmandatario había desaparecido por completo.