Unos 320.000 profesores de las escuelas estatales de todo el país iniciaron el jueves una huelga de 24 horas en su primera protesta contra el gobierno de Ollanta Humala al que reclaman un aumento en sus remuneraciones.

"Humala prometió a los profesores siendo candidato que subiría nuestros salarios. Hay gran decepción porque casi todos votaron por él esperando cambios", dijo a The Associated Press René Ramírez, líder del sindicato nacional de maestros.

Los docentes también piden 360 soles adicionales (unos 134 dólares) por la preparación de sus lecciones y que se aumente el presupuesto al sector educativo del actual 2,7% hasta 6% del PIB nacional para mejorar la infraestructura de las escuelas.

Las televisoras locales mostraron diversas imágenes en todo el país de escuelas públicas con puertas cerradas, sin alumnos y con maestros en las calles llevando letreros pidiendo mejoras en sus sueldos.

El paro se cumple incluso en Cajamarca, en el norte, donde tiene lugar desde hace 15 días otra huelga contra un millonario proyecto minero de la estadounidense Newmont porque podría destruir cuatro lagunas.

Según datos oficiales, en promedio un maestro peruano gana 1.200 soles mensuales (447 dólares). Los sueldos están congelados desde 2006.