Militares capturaron a un presunto miembro del cartel de las drogas de Los Zetas y supuesto responsable de la organización para la producción y distribución de discos piratas en algunos estados del país.

Gregorio Villanueva Salas, alias "El Zar de la Piratería", es también señalado como uno de los supuestos responsables de ataques con granadas a escuelas, medios de comunicación, negocios e instalaciones militares en la localidad fronteriza norteña de Matamoros, informaron el jueves en un comunicado la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Procuraduría General de la República (PGR).

Villanueva fue capturado el lunes, aunque apenas el jueves se anunció durante una presentación ante la prensa.

Las dependencias mexicanas refirió que el hombre declaró que las ganancias procedentes de la piratería de discos las entregaba personalmente a Heriberto Lazcano Lazcano, alias "El Lazca" y considerado uno de los máximos líderes de Los Zetas.

El cartel de Los Zetas, considerado uno los más sanguinarios, es una organización que en los últimos años ha diversificado sus actividades criminales hacia áreas como la piratería, el secuestro y la extorsión.

Las autoridades señalaron que Villanueva tenía el control de la producción y distribución de discos piratas en los estados norteños de Zacatecas, San Luis Potosí, Nuevo León y Coahuila, además de la ciudad fronteriza norteña de Nuevo Laredo, en Tamaulipas.

El hombre era el supuesto encargado de un centro de producción de discos apócrifos que el ejército localizó a finales de octubre de 2011 en la ciudad de Torreón, Coahuila, el cual tenía una capacidad de producción anual de 58 millones de unidades, según la Sedena y la PGR.

Villanueva dijo a las autoridades que por órdenes del líder de los Zetas contrató sicarios para que atacaran con granadas algunas escuelas, medios de comunicación e instalaciones militares en Matamoros, Tamaulipas, en un intento de incrementar el clima de violencia y afectar actividades de un grupo rival.

Las autoridades no mencionaron el nombre del grupo rival, aunque el gobierno ha señalado en el pasado que Los Zetas mantienen una batalla con sus antiguos aliados del cartel del Golfo y más recientemente también con el cartel de Sinaloa

Villanueva fue capturado junto con tres presuntos cómplices.