SAN FRANCISCO - Matt Cain lanzó el 22do juego perfecto en la historia de las Grandes Ligas y el primero de los Giants, al ponchar a 14 bateadores y recibir ayuda de dos latinoamericanos que realizaron grandes atrapadas, para que San Francisco aplastara 10-0 a los Astros de Houston.

La obra maestra de Cain, en 125 lanzamientos, fue apoyada por un par de grandes jugadas de sus jardineros. El lanzador obligó a que el emergente Jason Castro conectara un rodado a la antesala para el out 27, enloqueciendo a la multitud de 42.298 espectadores.

El jardinero izquierdo Melky Cabrera persiguió un elevado de Chris Snyder con un out en el sexto episodio y saltó para atrapar la pelota en la franja de advertencia. Cain levantó los dos brazos y dio un puñetazo en su guante, para festejar la jugada del dominicano.

Luego, el venezolano Gregor Blanco, corrió por el jardín derecho para zambullirse y atrapar otra bola en la franja de advertencia. Robó así un imparable a Jordan Schafer para el primer out del septimo episodio.

Tras ese inning, el lanzador de 27 años abrazó a Blanco en la cueva.