Las autoridades sanitarias de Paraguay destacaron hoy la necesidad de hacer más frecuente las donaciones de sangre en el Día Mundial del Donante para alcanzar la suficiencia del sistema nacional.

La directora del Programa Nacional de Sangre del Ministerio de Salud, Angélica Samudio, dijo que el año pasado entraron al sistema 80.000 donantes de sangre, de los cuales 25.000 fueron voluntarios, por lo que el objetivo actual "es fidelizar a los mismos a fin de que donen 2 a 3 veces por año".

Añadió que de ese modo "se podrán cubrir las necesidades a nivel nacional" y enfatizó en que la conmemoración "nos da impulso para fortalecer el trabajo conjunto de la comunidad y el programa de sangre, arraigando el hábito de la donación voluntaria".

Samudio se expresó en esos términos durante el acto de concienciación realizado en Asunción bajo el lema "Cada donante de sangre es un héroe", al que asistieron autoridades del organismo sanitario.

También contó con la presencia del representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Rubén Figueroa, así como del exfubolista Julio González Ferreira.

Ferreira, exdelantero del Vicenza italiano y de la selección nacional de su país que perdió el brazo izquierdo en un accidente de tráfico en 2006, recordó que se hizo donante voluntario meses antes de padecer esa tragedia.

"Nunca pensé en pasar una situación tan difícil al punto de tener que recibir múltiples donaciones de sangre", expresó Ferreira, quien destacó que toda la sangre que corre hoy por sus venas proviene de "héroes donadores".

Para donar sangre se requiere contar entre 18 y 65 años, pesar 55 kilos o más, llevar una vida saludable. Las mujeres pueden extraerse hasta tres veces al año, mientras que los varones cuatro, según el Programa Nacional.

Por su parte, la ministra de Salud, Esperanza Martínez, hizo hincapié en la necesidad de que ese acto voluntario "perdure en el tiempo, se convierta en una actividad más frecuente, para salvar muchas vidas".

Martínez puso énfasis en la importancia de la concienciación que supone para el programa nacional si se tiene en cuenta que en su país "la mayor epidemia siguen siendo los accidentes de tránsito", sobre todo de motocicletas.

Añadió que diariamente fallecen cinco personas y que otras 25 quedan traumatizadas, "todas ellas probablemente con necesidades de transfusión de sangre".

Los accidentes viales "son la primera causa de muerte y de invalidez en varones de 15 a 35 años en Paraguay", concluyó la ministra.